Bancarrota

Según la Oficina administrativa de los tribunales de EE. UU., durante el año que finalizó el 31 de marzo de 2006, hubo 1.8 millones de presentaciones de quiebras, cifra que supera a la del año que finalizó el 31 de marzo de 2001, que fue de 1.3 millones. Para poder transitar el tedioso camino en los tribunales de quiebras, se necesita de la ayuda de representantes legales con años de experiencia y probada fiabilidad.

Gracias por contactarnos The Law Offices of Richard B. Rosenblatt, PC. Su mensaje ha sido enviado.

Llámenos ahora o rellene el

formulario abajo.

Nombre:


Teléfono:


Correo Electrónico:


Comentarios:

Enlaces de Internet de la Quiebra

Enlaces relacionados con quiebras
Información general sobre deudas y quiebras de consumidores.

Instituto de Información Legal
Reseña sobre quiebras y otras fuentes estatales, federales, etc. de la Facultad de Derecho de Cornell University.

Formularios de FindLaw
Incluye formularios de FindLaw para los tribunales de quiebra.

Bancarrota: un panorama general

La bancarrota es un vehículo legal que brinda alivio a los individuos y negocios que enfrentan problemas financieros graves y protege a sus acreedores en la medida de lo posible. Por lo general, el proceso de bancarrota evalúa los activos y pasivos del deudor y proporciona una estructura en la que el deudor puede mantener una parte, y en la mayoría de los casos la totalidad, de su propiedad, y en la que se le ordena satisfacer la mayor cantidad posible de deudas elegibles, conforme al orden de prioridad que establece la ley. El resto de las deudas quedan saldadas, a excepción de algunos tipos específicos, como las órdenes de pago de manutención, las deudas contraídas por fraude y la mayoría de las deudas fiscales.

El estigma tradicional de la bancarrota se ha desvanecido y lo ha reemplazado la opinión de que se trata de un nuevo comienzo tras una época difícil. La mayoría de los deudores en bancarrota experimentaron impactos financieros extremos e imprevistos, como los que causan eventos repentinos como la pérdida del empleo, el fracaso de una empresa, la muerte, el divorcio y las enfermedades.

En esos casos, declararse en bancarrota puede ser la respuesta correcta. Si está enfrentando dificultades financieras graves, póngase en contacto con The Law Offices of Richard B. Rosenblatt, PC en Rockville, MD, para programar una consulta con un abogado experto en bancarrotas que podrá ayudarle a evaluar sus opciones legales.

Las leyes de bancarrota son principalmente federales, y suelen ser aplicadas por tribunales federales. Sin embargo, las diversas leyes comerciales y de consumidores de los estados desempeñan un papel importante en algunas circunstancias y temas de bancarrota.

La bancarrota es una opción disponible para consumidores individuales, empresas, agricultores y municipios. Hay dos tipos principales de bancarrota: liquidación y reorganización. Para fines prácticos, muchos deudores tienen lo que se conoce como casos sin activos, en los que todas las propiedades del deudor están exentas del requisito de liquidación y la deuda elegible se salda sin vender propiedad alguna.

Capítulo 7

El capítulo 7 del Código de Bancarrota rige la bancarrota de liquidación, disponible para individuos y empresas. Al presentar una solicitud de bancarrota conforme al capítulo 7, el tribunal de bancarrotas emite un "cese automático" que detiene la mayoría de los procesos de cobranza contra el deudor. Un síndico es el responsable de reunir todas las propiedades no exentas del deudor, si las hay, liquidarlas y distribuir el importe a los acreedores conforme al orden legal de preferencia. Este proceso deja algunas de las deudas de los acreedores sin pagar, cuando no hay suficientes activos para cubrir los pasivos.

En el caso de los deudores consumidores individuales, estas deudas restantes quedan saldadas y ya no son responsabilidad del deudor; sin embargo, hay algunos tipos de deudas que no se pueden condonar y que sobreviven la bancarrota, como los pagos de manutención infantil o para un cónyuge. En el caso de los deudores empresariales, la empresa liquidada no sobrevive la bancarrota.

Reorganización

La bancarrota de reorganización es más adecuada cuando hay una entrada de ingresos que se pueden usar para pagar a los deudores, al menos en parte. Las reorganizaciones se rigen por varios capítulos del Código de Bancarrota. En general, el capítulo 11 controla las reorganizaciones para deudores individuales con deudas considerables o para entidades comerciales de mayor tamaño. El capítulo 13, por otra parte, suele cubrir a los consumidores individuales con deudas más bajas. Los agricultores pueden solicitar una reorganización conforme al capitulo 12 y los municipios, conforme al capítulo 9.

La solicitud de reorganización también genera un cese automático de la mayor parte de las actividades de cobranza. Después, el deudor diseña un plan de pago para liquidar las deudas en un plazo de tres a cinco años a través de un síndico. Una vez que el plan de pagos se concluye de manera exitosa, y si se cumplen ciertas condiciones, se cancela el resto de la deuda que se puede condonar. Si el deudor no hace los pagos conforme al plan o no realiza sus pagos de pensión alimenticia, manutención infantil y algunas categorías fiscales, sin embargo, el tribunal puede desestimar el caso o convertir la reorganización en una liquidación.

Bancarrota involuntaria

Además de las bancarrotas que los deudores solicitan voluntariamente, los acreedores cuentan con un recurso legal mediante las solicitudes de "bancarrota involuntaria" conforme a los capítulos 7 y 11. Si existe un nivel mínimo de deuda o una cantidad mínima de acreedores, los acreedores pueden presentar una solicitud de bancarrota contra un deudor para garantizar que se distribuyan los activos equitativamente entre ellos a través del proceso de bancarrota. Sin embargo, los acreedores deben asegurarse de solo presentar solicitudes involuntarias de bancarrota cuando el caso lo amerite. Las multas por presentar solicitudes incorrectas pueden ser muy altas.

Hable con un abogado especializado en bancarrotas

Las leyes sobre bancarrota pueden beneficiar tanto a los deudores como a los acreedores, según las circunstancias. Si siente que la bancarrota puede ser adecuada para su situación, póngase en contacto con The Law Offices of Richard B. Rosenblatt, PC en Rockville, MD, para programar una consulta con un abogado experto en bancarrotas.

Copyright ©2015 FindLaw, a Thomson Reuters Business

DISCLAIMER: This site and any information contained herein are intended for informational purposes only and should not be construed as legal advice. Seek competent legal counsel for advice on any legal matter.

CLÁUSULA EXONERATIVA: Esta página de Internet y la información contenida en ella es para dar información, no es un substituto de un abogado o de un experto en el área jurídica. No está ofreciendo asesoramiento legal y no puede considerarse como tal. Si usted necesita ayuda legal busque a un abogado o a una persona competente en la materia.